Prevén menor caída en PIB 2020 tras Imacec mejor a lo esperado

Índice de actividad económica cayó -10,6% anual en julio, menos que el -12% previsto, mientras que registro mensual se elevó 1,7%.

02 septiembre 2020 | El Mercurio Inversiones

Mejor de lo esperado. Pese a caer -10,7% anual, el IMACEC de julio de 2020 se ubicó por sobre las expectativas de un retroceso de -12%, de acuerdo a Bloomberg. La serie desestacionalizada, además, creció 1,7% respecto del mes precedente (disminuyendo -12,9% en doce meses), lo que llevó a un conjunto de agentes a moderar sus perspectivas de contracción 2020, o al menos a confirmar sus visiones menos pesimistas al respecto. 

Nuevamente, en julio la minería evitó algo peor. El IMACEC minero creció 1,4%, mientras que el IMACEC no minero cayó -12,0%. La emergencia sanitaria volvió a ser clave: las actividades más afectadas fueron los servicios y la construcción, y, en menor medida, el comercio y la industria manufacturera, dijo el Banco Central. En los servicios, destacaron las caídas de transporte, restaurantes y hoteles, y servicios empresariales. En términos desestacionalizados, y con respecto al mes anterior, el IMACEC minero aumentó 0,9% y el no minero lo hizo en 1,8%.

"Es un muy buen dato, dentro de lo malo, por supuesto", dice Felipe Alarcón, economista jefe de EuroAmerica. "Con esto, debiesen corregirse las expectativas para este año. Es segunda sorpresa consecutiva al alza", señala. Preliminarmente, corrige su perspectiva de contracción del PIB 2020 desde -6,7% a -6%.

El IMACEC "comienza a dar cuenta de una reapertura gradual de la economía y efectividad de las medidas de contención de la crisis que se han ido implementando", dice Sergio Lehmann, economista jefe en Bci. Esto "está en línea con nuestra proyección, que contempla una caída de 5,6% en el PIB de este año".

"Continúan las buenas noticias para la actividad económica nacional, con una caída menor a la esperada por los analistas para la actividad de julio", dice Felipe Bravo, gerente de estrategia en Sartor Finance. "En particular, continúa la recuperación medida respecto al mes anterior, que este mes fue 1,7% mensual en términos desestacionalizados. Es de esperar que dicha velocidad aumente de forma persistente para ir recuperando mayores niveles de producto y empleo", señala.

Bravo cree que esto permitirá corregir al alza las proyecciones de actividad 2020, presagiando una caída de -5% del PIB. "Sin duda que el proceso de desconfinamiento irá favoreciendo el dinamismo de los servicios, construcción, comercio e industria manufacturera y se sumarán a la expansión minera, que sigue aumentando". Este martes, el cobre cerró en un máximo en 2,3 años: US$3,079 la libra. 

"La caída del PIB este año sería de -5%, para subir 6% en 2021", dijo Inversiones Security en un reporte. "La inflación total fluctuaría en torno a 2,5% hasta fin de año, bajaría hasta 1,5% a principios de 2021 por la alta base de comparación, para luego converger hacia 2,5%-3% a fines del próximo año", añadió.

Algunos apuntan, además, al efecto del retiro de fondos desde las AFP. "Recordemos que antes del retiro se estimaba una caída del PIB de -7,0% para 2020, mientras que el efecto retiro 10% debería impactar positivamente en alrededor de 3,0% a 4,0%, lo que permitiría terminar el año con un PIB cayendo entre -3,0% a -4,0%", dice Guillermo Araya, gerente de Estudios en Renta 4. Con todo, dice que "el efecto retiro del 10% unido a un desconfinamiento lo veríamos en agosto y septiembre".

"El dato de julio vuelve a entregar noticias positivas y refrenda que durante mayo la actividad tocó el mínimo de este ciclo recesivo", dice Mauricio Carrasco, subgerente de Estudios de Econsult. "La economía volvió a crecer en el margen, aun cuando los indicadores de movilidad no sugerían cambios significativos entre julio y junio (-63% y -65%, respectivamente, en comparación a sus mismos niveles de 2019)", planteó. 

Así, "las perspectivas hacia el mes de agosto mejoran: los indicadores de confianza de hogares y empresas muestran un repunte (si bien siguen en niveles muy deprimidos) y los índices de movilidad ya reflejan el mayor grado de apertura de la economía (-53 en el mes y -49% durante la segunda quincena, en comparación a sus niveles de 2019)", señala Carrasco. "De esta forma, preliminarmente, estimamos que la variación del Imacec de agosto estaría entre -12% y -9%. Para el año, en tanto, bajo el supuesto de que no se vuelven a implementar medidas sanitarias estrictas, la contracción del PIB se ubicaría entre -6% y -5%, siendo este último el guarismo de mayor probabilidad".

"En agosto, el progresivo levantamiento de las medidas de confinamiento y el impulso al consumo del retiro de fondos de las AFP contribuiría a un alza más intensa de la economía", dijo Santander en un reporte. "Los indicadores adelantados ya presentan indicios de un buen desempeño. El índice de movilidad construido a partir de datos de Apple se ubicó en 61,8% en agosto, muy por sobre el 46,5% de julio. Por su parte, la generación eléctrica se recuperó en el mes (0,1% mensual), luego de haber retrocedido de manera importante el mes anterior", indicó. "Las ventas de automóviles también habrían registrado  un fuerte incremento, según se desprende de evidencia anecdótica. Con todo, la actividad sigue muy por debajo de sus niveles previos a la pandemia. Además, la base de comparación para agosto es más exigente, por lo que la variación anual seguirá siendo muy negativa, estimamos que en torno a -11%. En septiembre y octubre se verán mejoras mucho más sustantivas en las variaciones anuales del Imacec", dijo Santander.

Scotiabank, en tanto, proyectó una contracción interanual para el Imacec de agosto de solo un dígito, previendo una “impresionante” expansión mensual desestacionalizada de entre 6% y 8%.

En la firma esperan, además, que en su Informe de Política Monetaria de septiembre el Banco Central corrija la estimación de contracción del PIB 2020 hacia el rango -5%/-6% desde -5,5%/-7,5%, y que estime un crecimiento del PIB 2021 en el rango 4,5%/5,5%. Al mismo tiempo, espera que reduzca la estimación de inflación anual 2020 desde 2,4% a 2,2%, manteniendo la de 2021 marginalmente bajo 3%. 

En paralelo, el banco de capitales canadienses cree que el emisor discutirá la "validez de un nuevo nivel mínimo para la TPM a la luz de la desaceleración del crédito comercial reciente y el deterioro del mercado laboral".

Considerando los desafíos que la crisis sanitaria ha impuesto sobre la recolección de datos básicos, el Banco Central informó que "ha hecho esfuerzos adicionales con sus proveedores de información para minimizar el impacto en la calidad de las estadísticas. Sin embargo, es relevante señalar que las cifras entregadas en esta oportunidad podrían estar sujetas a mayores revisiones que las registradas históricamente, las cuales serán difundidas de acuerdo al calendario de publicaciones y revisiones de Cuentas Nacionales disponible en la página web institucional", indicó.