Latam Airlines: Las dudas que dejó el anuncio de venta de acciones del Grupo Cueto

Aunque CVA informó que los recursos se destinarán al financiamiento DIP, en el mercado se abrieron distintas especulaciones.

02 octubre 2020 | El Mercurio Inversiones

Más preguntas que respuestas generó en el mercado el anuncio de Costa Verde Aeronáutica de vender hasta 4.000.000 acciones –cerca de US$ 6,4 millones– de Latam Airlines, operación sustentada en la recaudación de fondos para el préstamo DIP que otorgará el Grupo Cueto a la aerolínea en el marco del capítulo 11.

“Que uno de los grupos controladores de la empresa esté realizando esta operación genera una serie de interrogantes que llevan a la caída en precio de la acción”, dice Pilar Yobanolo, analista de inversiones en Sartor Finance Group.

La acción de Latam Airlines llegó a desplomarse hasta -8,7% en la sesión de este jueves, pero finalmente fue recuperando terreno hasta ceder -0,21%, finalizando en $1.278,8.

“No parece plausible que la venta de acciones responda al levantamiento de recursos para completar el financiamiento que se otorgará a LATAM a través de la figura del DIP”, dice Carlos Fernández, abogado de Moraga & Cia., que representa a cerca del 1% de los accionistas de la aerolínea. “En primer lugar, los montos comprometidos por Costa Verde Aeronáutica (CVA) para aportar a LATAM son por hasta US$ 200 millones. Dicho monto fue principalmente recaudado a través del aumento de capital realizado en julio de este año. Adicionalmente, es importante recordar que en un inicio CVA pretendía aportar US$ 300 millones al financiamiento. Por otra parte, el monto que se pretende recaudar en esta oportunidad es de US$ 6 millones, una mínima fracción del total de los recursos comprometidos”.

Los Cueto están haciendo “una pérdida importante vendiendo las acciones en este minuto, pero de todas formas la pérdida actual puede llegar a ser incluso más conveniente que la pérdida futura con todo el riesgo que implica mantener una acción de Latam en el mediano y largo plazo”, dice un abogado que representa a acreedores de Latam Airlines y que pide no revelar su nombre. “Nadie sabe a cuánto estará la actual acción de LATAM tras la aprobación del acuerdo y siquiera si valdrá algo, por lo que vender ahora, aún con un precio muy bajo, puede ser una buena opción”.

Cabe recordar que en algunos procesos de capítulo 11, los accionistas han perdido todo el valor de sus acciones antiguas.

“Es una cuestión de Costa Verde de hacer caja, porque si hablamos del DIP (de su fracción por US$ 200 millones), US$ 6 millones no sé si será lo que les está faltando", dice Guillermo Araya, gerente de estudios en Renta4. "Pero a mí no me parece que vaya afectar a Latam Airlines. Creo que el mercado lo leyó mal, porque el monto es muy poco significativo”, señala.

Consultada por El Mercurio Inversiones, Costa Verde aseguró que "las respuestas que usted necesita están en los hechos esenciales que ha publicado la compañía en los últimos meses".

Carlos Fernández, de Moraga & Cia., cree que los recursos se destinarán al pago de deuda. “Debemos recordar que CVA tiene la totalidad de su participación accionaria en LATAM dada en prenda (ampliada hace unas semanas para asumir el menor valor de la garantía) a instituciones financieras con quienes tiene obligaciones crediticias pendientes y repactadas hasta 2025, aun cuando recibió cuantiosas sumas derivadas de la OPA de Delta en enero de este año”, asegura. "En consecuencia, no parece razonable que los acreedores de CVA hayan consentido en una enajenación de acciones que no sea para pagar la deuda que persiste".

Algunos creen que se abre la posibilidad de que el Grupo Cueto anuncie nuevas enajenaciones. “Eventualmente ese puede ser el riesgo, de liquidar posiciones, pero no sé si será algo constante”, dice Guillermo Araya, de Renta4. “Si empiezan a hacer anuncios reiterados de eso sería un muy mal mensaje. Si es que es un anuncio aislado, no sería malo”.

Esta podría ser, sin embargo, una de las últimas veces que CVA informe ventas de acciones de Latam Airlines, ya que con su anunciado deslistamiento no estará obligada a informar movimientos como este.

Existe una diferencia entre la información que maneja el mercado y el Grupo Cueto respecto al futuro que podrían tener las acciones actuales (o viejas) de Latam Airlines, dice el mencionado abogado de una parte acreedora. “Los Cueto junto a la administración de LATAM son los que tienen la mayor información acerca del devenir interno del proceso, sobre qué está pensando LATAM para los acreedores en términos de plazos, condiciones, eventuales quitas, remisiones, etc., por lo que uno podría esperar que otros accionistas (que no necesariamente tienen la misma información) pudieran seguir ‘la corriente’ y pensar en hacer la pérdida ahora”, asegura.

Al ver el vaso medio lleno, “este anuncio también puede verse como una manera de acelerar la recuperación de la compañía, lo que beneficiaría a todos los involucrados”, dice Pilar Yobanolo, analista de inversiones en Sartor Finance Group, en referencia al necesario financiamiento de la empresa.