La intervención que espera el mercado tras las palabras de Marcel

Reconoció que usará los instrumentos disponibles “para que ajustes de portafolios sean lo menos complejo para la economía”.

21 julio 2020 | El Mercurio Inversiones

Parecía una nueva jornada de fuertes alzas de tasas en el mercado de renta fija local, encareciendo el costo del dinero de los distintos agentes locales y arrastrando las valorizaciones de los bonos. Sin embargo, una breve acotación por parte del presidente del Banco Central, Mario Marcel, lo evitó. El titular del emisor dijo en una presentación que usará los mecanismos e instrumentos disponibles “para que ajustes de portafolios sean lo menos complejo para la economía” en caso de que el proyecto que permite el retiro del 10% de fondos de pensiones se apruebe, informó Bloomberg.

La tasa de los bonos del Banco Central a cinco años (BCU 5), que actúan como base para el mercado, llegó a saltar 13 puntos base durante la primera hora de transacciones (hasta -0,01%), ante la expectativa de que el Senado no ponga trabas al retiro en cuestión. Sin embargo, tras las declaraciones de Marcel, la referencia cayó a -0,20%. Finalmente, cerró en -0,14%, casi sin cambios respecto del viernes.

“El Banco Central lo que dice es que va a hacer todo lo necesario para ayudar a la recuperación de la economía: eso significa que naturalmente podría profundizar las medidas que ha ido adoptando hasta ahora”, dice Sergio Lehmann, economista jefe en Bci. 

“Creo que es una gran idea tener el QE soberano listo como herramienta si se aprueba la política del 10% en pensiones”, dice Quinn Markwith, economista para Latinoamérica en la británica Capital Economics.

En el mercado esperan que el organismo monetario profundice sus programas de compra de deuda en caso de que se concrete la iniciativa que permite el retiro del 10% desde las AFP, y que pronto pueda comprar bonos de Tesorería –un proyecto que espera la aprobación del Congreso–. Dado que casi el 50% de la cartera de los fondos de pensiones por algo más de US$200.000 millones cuentan como renta fija local (bonos de Tesorería, bancarios, corporativos), este es uno de los activos que se vería más afectado por una liquidación.

Lehmann, de Bci, recuerda que ante dicha expectativa es que las tasas de interés del mercado han subido en lo reciente, particularmente en los plazos medios y largos, “que es donde más papeles tienen las AFP: las alzas de tasas que esto genera impactan la capacidad de recuperación de la economía”, advierte. El economista cree que el emisor profundizará sus compras de bonos, “el QE, y en ese sentido el hecho de que avance el proyecto de compra de bonos de Tesorería en el mercado secundario le va a ayudar”, señala.

Algunos ven esto último como vital. “No sé si el efecto que produjo el mensaje del Banco Central este lunes sea duradero si el proyecto de reforma que posibilitaría la compra de papeles de la Tesorería en el mercado secundario no avanza en paralelo con el proyecto de retiro de fondos de pensiones”, dice Felipe Alarcón, economista jefe de EuroAmerica. “Bajo la actual Ley Orgánica Constitucional no es mucho más lo que se puede hacer, salvo aumentar la intensidad de lo que ya se está haciendo”, señala. “Bajo ese escenario, una medida inmediata que podría impulsar sería aumentar el cupo de compra de bonos bancarios, a la luz de la gigantesca oferta que hubo hoy”.

Este lunes, la entidad dirigida por Mario Marcel compró $236.219 millones en bonos bancarios, pero el mercado ofreció más de 23 veces esa cantidad, reflejando la preocupación en torno a una inminente venta masiva de deuda por parte de las AFP. Hasta antes de este movimiento, al plan de compra del emisor le restaban hasta US$11.000 millones por ocupar, dice Guillermo Kautz, gerente de renta fija de la AGF de MBI.

Con su mensaje de este lunes, "el Banco Central está reafirmando lo que ha venido deslizando: que va a utilizar todos los mecanismos tradicionales y no tradicionales para apuntalar la economía y los precios de ciertos activos mientras dure la crisis", dice Kautz. "El organismo debería tener las herramientas para poder absorber esta oferta de las AFP por el lado de los bonos del Central y los bancarios, así como también a la espera de lo que pase con la Ley Orgánica Constitucional para comprar bonos de Tesorería en caso de ser necesario". 

“Resulta evidente que la autoridad deba tratar de mitigar los efectos no deseados de una eventual liquidación masiva de recursos que administran las AFP”, dice Felipe Bravo, gerente de estrategia en Sartor Finance. “Sin duda que la actual discusión legislativa ya está teniendo impacto sobre la renta variable local y también sobre la renta fija, con importantes caídas en el IPSA y aumento de las tasas de interés tanto en UF como en pesos, lo que afecta el desempeño local”.

Con todo, dice que lo señalado por Marcel es “difícil de cuantificar, puesto que la ley orgánica no permite la compra de deuda pública, por lo que sus efectos positivos son más bien indirectos. No debemos olvidar que hoy solo pueden adquirir activos de bancos o absorber la oferta de bonos bancarios, quedando fuera los corporativos”.

Esto último inquieta a algunos. “Los bonos corporativos no entran en las compras del Central, con lo que el actual escenario puede disparar sus tasas, sobre todo las de los bonos “high yield”, dice Luis Flores, director de empresas y exintegrante de Tanner. “En ese grupo hoy tienes a las constructoras, a todos los actores financieros que no son bancarios, cajas de compensación, Forum, Tanner, todo lo que es “factoring, etc.”, plantea. “Eso hace que el costo de financiamiento de las mismas compañías que están cayendo en bolsa sea más caro. Al final, este financiamiento solo está llegando a las instituciones financieras”. 

Quinn Markwith, de Capital Economics, cree que aprobar la ley que permitiría al emisor comprar deuda de Tesorería en el mercado secundario es clave. No sólo por el potencial retiro del 10%: “hacer cumplir esta ley puede ayudar al Banco Central a actuar para compensar los movimientos desordenados del mercado que pueden ocurrir como resultado de las protestas”, indica.